viernes, 20 de enero de 2017

Como el perro y el gato / Gilles Legardinier

Título: Como el perro y el gato
Autor:  Gilles Legardinier
Editorial: Planeta
Págs: 416
Sinopsis: 
La nueva novela del autor que ha hecho reír a más de 3.500.000 de lectores.Nunca subestimes el poder de una mujer en busca de venganza...
«-¡Estoy hasta las narices de los hombres! ¡Me ponéis de los nervios y estoy cansada de vuestros golpes bajos! Ha llegado la hora de que sufráis.
–Mi voz resuena en todo el vecindario, pero en ese momento, agotada y calada hasta los huesos, tomo una decisión irreversible: no les voy a pasar ni una. Pongo los contadores a cero, les voy a hacer pagar todo lo que hacen; me voy a vengar.»
La dulce Marie ha desaparecido, perdida en sus lamentos. Cuidado mundo, llega una nueva Marie…la venganza es un plato que se sirve frío, y ella está congelada…
«Imposible resistir a la extravagancia y charme de estos personajes.», Aujourd’hui France
(Casa del Libro)

Opinión Personal:

Este libro forma parte de la LC4Gatos organizada por Hydre Lana y Bohemian Creative.
Nuestra primera lectura fue Copygjrl y no nos dejó un buen sabor de boca. Así que pusimos nuestras esperanzas en este libro y... ¿Cumplió con las expectativas?

En primer lugar, la protagonista de este libro es más madura que Kay. Marie no solo le gana en edad biológica sino también mental. Al principio del libro sentí una terrible empatía con ella: se sentía traicionada, sola e impotente. No era la típica neoyorkina con un trabajo "megachachi" que va a la oficina subida a unos Louboutin ni una chica "súper única y especial" que es alternativa y guay por ir con sudaderas y Converse. Gracias.
Se trata de una mujer normal, con un desengaño amoroso muy duro pero también, tristemente, bastante común. Trabaja en una empresa de colchones que ha perdido toda ética y que además está en quiebra.

Los personajes que trabajan en ella son de lo más variopintos. Quizás me vais a decir que no tengo ni idea, pero para mi tanto la ambientación como los personajes son muy "franceses". Son peculiares, con personalidadea definidas y algunos de ellos muy "cuquis". No caen en los estereotipos y te arrancan alguna que otra carcajada. Porque eso sí, el libro  tiene partes amargas pero abundan las divertidas.
Marie sabe como ponerle al buen tiempo mala cara, arremangarse y salir adelante.

Me ha encantado leer un libro en el que se hable del placer de la soledad, de reencontrarse con una misma, de los errores emocionales y de la amistad. Es un libro tierno y divertido que en ocasiones puede hacer que te replantees tus propias perspectivas de vida.

Si tengo que ponerle pegas, diré que en ocasiones parecía que le costase un poco arrancar, pero que no cunda el pánico; no a hace nada pesado.
Lo que si que me incomodó algo más es que me perdí un poco con los personajes masculinos y cuando se descubrió el autor de los anónimos ya me había perdido un poco... Aviso de que esto puede ser algo completamente subjetivo ya que por lo que vi por Twitter, muchas compis si que vieron venir quien era. Lo leí en una época de bastante estrés (exámenes) y puede que eso me impidiera seguir el hilo de la intriga.

Por lo demás, es un libro muy recomendable. Está bien escrito, es tierno, no cae en clichés y te hace conectar contigo misma. Fue mi última lectura del año y me dejó muy buen sabor de boca.

¿Lo recomendaría?: Sin dudarlo.
¿Lo volveré a leer? Es probable.
(Gracias a Planeta por el ejemplar).


Puntuación: 8/10





viernes, 6 de enero de 2017

Regalos para todos/as: ¡Libros gratis! (o casi)

Esta es una entrada poco habitual en este blog, pero me apetecía celebrar que ya somos más de 800 personas en facebook y que mantengo mis más de 160 seguidores que tengo aquí.
Para agradecéroslo y celebrar con vosotros/as el día de Reyes, he decidido compartir varios lugares físicos y virtuales donde conseguir libros gratuitos (o casi) y legales:

FÍSICOS:

Las librerías de segunda mano y bibliotecas tienen para mí un no se qué especial... Siempre que puedo me acerco a alguna de ellas, os dejo mis preferidas:


Re-reads (en toda España):

En Castellón lo tenemos en la Calle Navarra, en Valencia en la Gran Vía Ramón y Cajal. Sé que está en muchas más ciudades de España, para buscar la tuya sólo tienes que buscarlo en Google poniendo "Re-reads+ nombre de tu ciudad". Se trata de librerías de compra-venta en la que un libro cuesta 3€; 2 libros, 5 € y 5 libros, 10 €.
La variedad de ejemplares dependerá de la ciudad, ya que ellos solo venden lo que la gente les trae, pero normalmente hay una gran variedad (yo compré libros de Stephen King, El fantasma de la Ópera, pero también hay juveniles, románticos, de ciencia ficción. Y además, ordenados por géneros).






París-Valencia (En Valencia):


Esta librería es impresionante. Tienen novedades, libros antiguos, novelas, divulgación científica, música...
He dejado el link de la página de la librería en el título para que veáis la colección tan grande que tienen.
 Compré un libro sobre la creatividad de la colección que tiene RBA de divulgación y además de estar en muy buen estado sólo me costó 2.50 €. Un chollazo.

Terraferma (Alicante):

Otra librería con multitud de precios y géneros. Creo recordar que también está ordenada por géneros. Además en muchas ocasiones realizan presentaciones de libros y otros eventos relacionados con la literatura. Una pasada de sitio.
Cómo no, mi compra fue un libro de Stephen King, "El Cazador de Sueños" por sólo 3 €.










Bibliotecas públicas:

Y por supuesto, las bibliotecas públicas es otro maravilloso lugar para encontrar tu próxima lectura y de forma completamente gratuita. Si vives en la Comunidad Valenciana te dejo el enlace de sus catálogos aquí. Si eres de cualquier otro lugar, seguro que tu ciudad también cuenta con una página web donde consultar sus libros.







VIRTUALES:

Aunque el saber no ocupa lugar es cierto que, en ocasiones, las estanterías de nuestros libros están demasiado llenas o preferimos leer en nuestro e-reader /tablet/ordenador.

Aquí os dejo también lugares virtuales donde conseguir libros gratuitos (o casi):


Amazon
Amazon cuenta con libros baratísimos que no llegan ni a 1 €, pero también cuenta con una sección de libros Kindle gratuitos. Si no tienes Kindle, no te preocupes, descarga Calibre, ¡y a disfrutar!










Casa del Libro

Esta gran empresa también cuenta con una sección de Ebooks gratuitos en una gran variedad de idiomas.













Biblioteca Virtual Miguel Cervantes:

Completísima página donde acceder a un montón de libros gratuitos e información sobre sus autores.











Proyecto Guttemberg:

Libros gratuitos en diferentes idiomas.









Espero haberos sido de ayuda para que paséis el día de Reyes (y muchos otros días del año) entre libros.

¡Feliz día de Reyes y Feliz Año Nuevo!

sábado, 31 de diciembre de 2016

Dos mil dieciséis... Menudo cabrón

Pasé el mes de diciembre de 2015 enferma. Y trabajando. De lunes a domingo. Claro que sí.
Supongo que mi cuerpo me estaba advirtiendo de que no iba por buen camino. Que el Primperán podría evitar que expulsara muchas cosas, pero no retendría a las personas que se marcharían de mi vida. Para siempre. Rompiendo todo en su despedida además, como hace ya 4 años lo hizo otra persona cuando rompió mi puerta. Supongo que para asegurarse de que siempre podría volver a entrar. Probablemente por eso cambié la cerradura. No sólo fue el consejo de la Guardia Civil quien me instó a hacerlo.

Si recuerdo lo que pasó en 2012 supongo que ese fue el año en el que se abrió una herida que jamás se cerrará. Y no penséis que os estoy hablando de un antiguo amor, es algo bastante más fuerte, algo que siempre me acompañará, pero algo con lo que, por suerte, he aprendido a vivir.
Suelo ser positiva. Me caigo, lloriqueo un poco en el suelo y luego me sacudo la ropa y sigo adelante. Lo que no significa que sea ilusa o estúpida. No todo lo que se rompe se puede arreglar con unos cuantos clavos y un martillo. Ese año algo se rompió pero no del todo; era como ese diente de leche que está a punto de caer pero se resiste. Fue entonces cuando apareció alguien en mi vida que me arrancó ese diente de leche. Tiró abajo el edificio en ruinas que era, luego escupió un par de veces, contó un chiste del que solo él se rió y se fumó un cigarrito al lado de los escombros para celebrar su buen hacer. No le guardo ningún rencor; necesitaba esa mano de obra que me ayudara a romper con mis años de estupidez. Los cuernos no eran necesarios, pero bueno, esa patada también me hizo aprender.

Es curioso, pero cuando te echan así, cuando te rompen por dentro de esa forma durante años, crees que te vas a derrumbar, que nunca te reconstruirás. Sin embargo, me sentí como si saliera de la cárcel. La luz del sol me hacía daño en los ojos, tenía algunos rasguños y moratones de las palizas, pero era libre. Libre para ser quien realmente era, libre para darme cuenta de que yo no tenía ningún problema, libre para quererme, libre para darme el valor que realmente me merecía. Me costó lágrimas y varios relatos macabros, pero lo superé.

Como las cosas malas nunca vienen solas, en esa misma época me quedé sin trabajo y el proyecto editorial que tenía entre manos, se canceló. Estaba más sola y perdida de lo que lo he estado nunca.
En esa época recibí el apoyo de personas que nunca me hubiera esperado. Las que debían estar, por unas razones u otras, solo me ofrecieron su ausencia.
No suelo ser cariñosa  ni dar muestras de "moñez" pero tengo que darle las gracias, entre otras personas, a Iris. Nunca he confiado en las amistades vía Internet, sin embargo, su preocupación y apoyo me ayudó mucho más de lo que ella cree. Así que, muchas gracias, Hydre,porque, como tú dirías, eres amor.

Mi fuerza de voluntad, mis libros, mis letras y las horas de deporte me fueron sacando de aquel pozo poco a poco. 

¿Sabéis esa frase que dice que cuando el alumno está preparado aparece el maestro? Pues algo así me sucedió. Cuando estaba levantando cabeza, apareció alguien que acabó siendo, entre otras cosas, “mi guía”. Al mismo tiempo reapareció también mi mejor amiga. Con un libro de Stephen King bajo el brazo (eso es conocer bien a alguien y lo demás son tonterías).

Así fue como mis meses de "supervivencia" se transformaron en "vivencia". Me ilusioné de nuevo, reí con ganas, empecé a quererme a mí misma, pero de verdad, no como con la familia que "te ha tocao", si no como la que eliges. Por fin le di valor a lo que necesitaba y me sentí merecedora de ello. Conocí nuevas ciudades y luché contra mi alergia a los gatos.

Recibí el apoyo necesario y, por fin, las circunstancias fueron favorables para alcanzar ese sueño que tantos años llevaba arañando: la universidad. Ese 10'33 me emocionó pero fue ese "tu abuelo estaría orgulloso de ti" lo que casi me hizo llorar.
 Nunca terminaré de agradecerte todo lo que has hecho por mí (aunque siempre me digas que fui yo quien con mi esfuerzo lo consiguió).

Supongo que a estas alturas estaréis ya esperando alguna frase a lo Mr. Wonderful súperbonita y motivadora destacando las virtudes de 2016. Pues no. El 2016 ha sido una mierda.
Todos los días felices que he tenido han traído consigo algo que lo que me he tenido que enfrentar. Los monstruos que escondía bajo la cama han salido de ahí y he tenido que luchar contra ellos. La buena noticia es que voy ganando.


Este año ha sido un año de caos y desastre, pero ya he quitado los escombros y ahora, estoy construyendo algo completamente nuevo.






sábado, 17 de diciembre de 2016

Copygirl / Michelle Sassa y Anna Mitchael

Título: Copygirl
Autor: Michelle Sassa y Anna Mitchael
Editorial: Urano
Págs:320
Sinopsis:

“Mad Men” se mezcla con “El diablo se viste de Prada” en esta divertida novela sobre una chica y su trabajo en la agencia de publicidad más famosa de Nueva York…

Si crees que el mundo de la publicidad está rodeado de lujo y glamour, con sesiones de brain storming amenizadas con copas de champán y descansos para jugar con la Xbox, te equivocas.
Incluso puede llegar a ser una pesadilla. Pero si sigues cinco reglas básicas, triunfarás en la publicidad…

Regla número uno:
Nunca permitas que te vean llorar.
Aunque tu mejor amigo te haya roto el corazón. Aunque lo haya colgado en todas las redes sociales imaginables.

Regla número dos:
Compórtate como un tío.
Y si has nacido con los atributos físicos equivocados, enseña los que tienes para distraerlos y conseguir cierta ventaja.

Regla número tres:
Invéntate un eslogan pegadizo en cuestión de segundos.
O bien ten siempre a mano tu currículum.

Regla número cuatro:
No confíes en nadie.
En serio. Si no tienes cuidado te robarán todas tus ideas, y el orgullo, incluso la grapadora.

Regla número cinco: La más importante.
Jamás, bajo ningún concepto, te conviertas en una “Copygirl”.

Opinión Personal: 

Primero que todo quería dar las gracias a El Blog de Hydre Lana y Bohemian Creative por organizar la Lectura Conjunta 4 Gatos (si no sabéis de qué hablo, volad ahora mismo a cualquiera de los dos blogs). Esta iniciativa me ha permitido acceder a libros que, de otra manera, no hubiera leído.
Además, es agradable poder compartir un momento tan solitario como la lectura, con más personas. (Y sí son personas con criterio propio y bien documentadas como Hydre, ya ni os cuento).

Esta iniciativa comienza con la lectura de Copygirl, cuya sinopsis os he dejado más arriba.
Me llamó mucho la atención ya que una servidora está en 1º de Publicidad y RRPP (un día os contaré el porqué de esta locura de meterme en una carrera con casi 30 años). Las autoras pertenecen al mundo de la publicidad y además, son mujeres, así que me apetecía mucho conocer su opinión. El humor y el aire feminista que exhalaba la sinopsis me acabaron por convencer.

Convencida comencé pero... Mi gozo en un pozo.

No recuerdo exactamente en que libro era, pero sí que sé que era uno de esos manuales dirigidos a escritores, donde se hacía hincapié en que no hay que tratar al lector como si fuera estúpido: narrar ciertas escenas y luego explicarlas, es tan estúpido como contar un chiste y luego explicar porque es gracioso.

A continuación explicaba que si un escritor siente la imperiosa necesidad de explicar lo que acaba de mostrar, probablemente sea porque no ha sabido mostrarlo bien.
Eso es lo que sucede con este libro: si me tienes que repetir tantas veces y con tantos clichés lo diferente que es la protagonista y que debemos alzar en un tótem en honor a Kay, porque "¡Oh, es tan diferente! Salgamos del rebaño . Tenemos que ser tan únicas y... ¿Qué era lo otro? Ah sí, diferentes", mal vamos.





Vamos a ver, ¿cómo lo digo? ¿ De verdad ser diferente es vestir con Converse, sudaderas y no usar maquillarse? ¿ O es que este libro está escrito para un público que mayoritariamente viste así y queremos hacerlas sentir únicas y especiales? Porque, no olvidemos que este libro está escrito por publicitarias, amiguitos/as...
No quiero pecar de conspiranoica, pero después de leer tantísimos libros que nos presentan a una trama idéntica y una chica, cuya originalidad y diferencia al resto de las mujeres se basa en no saber pintarse la raya del ojo... Ejem.

No seas una copygirl, sé como yo que soy única y especial, tengo una amiga superfashion que es como mi sabio del cruce de caminos o mi tutorial dentro de un videojuego,  un chico que me vuelve loca pero que realmente es un cabronazo al que le perdono todo porque soy idiota y un trabajo por el que un montón de personas matarían pero en el que no voy a profundizar porque quiero que veas lo única y especial que soy al tiempo que me victimizo por no saber vestir como una neoyorkina, porque mis hermanos molan más que yo y porque no tengo pareja. Lo único que tengo en mi vida es un trabajo en una de las empresas de publicidad más importantes de Nueva York y un piso alquilado en la misma ciudad ¿En serio, Kay? ¿Me estás vacilando o qué?

Hablo con mi madre y otras mujeres para que veas como ensalzo el "chicas al poder" pero luego pierdo el culo por un tío que se morrea con otra porque claro, iba borracho. A él le perdono porque es mi amado, pero ella es una zorra. ¿Qué me roba mi idea para el concurso de agencias? Le vuelvo a perdonar, porque ha sido mi amado, es mi amigo...SOCORRO. DE-DONDE-HABÉIS-SACADO-A-ESTA-TÍA.

No quiero revelaros el final pero es tan predecible que hasta ofende. Esa historia de amor a última hora metida con calzador no se la cree nadie. Sobra completamente.

Estoy harta de que el  éxito de una mujer tenga que pasar necesariamente por cambiar su vestuario y encontrar al amor de su vida. De verdad, esto ya da asquete. Que sí, nos habla un poco de su trabajo, pero es tan sólo la trama de fondo que sustenta todo de lo que os he hablado. Me parecía interesante leer un libro que hablara del mundo de la publicidad de una forma fresca y amena, y además desde los ojos de una mujer, pero me he llevado un chasco.

Por cierto, la comparación con Mad Men me parece un insulto a una serie de tan buena calidad. No busquéis ni Mad Men ni El Diablo Viste de Prada entre sus páginas porque no lo encontraréis.

Para que no me tachéis de hater voy a señalar un par de puntos positivos de este libro: se lee muy rápido y, si no te paras a pensar en la estupidez de Kay y en que es un calco de miles de libros, series y pelis ya existentes, puedes hasta divertirte.

No digo que la intención de las autores no fuera buena, pero no veo ese espíritu feminista ni el "sé diferente" por ningún lado. Lo dice una y otra vez, pero sin embargo, sus actos no lo demuestran.

Voy a lanzar una hipótesis totalmente fundada en nada, pero que necesito compartir con vosotros/as: creo que las autoras que se lanzan a escribir este tipo de novelas, son algo monotemáticas como lectoras, es decir, que han consumido mucho chick-lit y muy poco del resto.
Lanzo este consejo como persona sin ninguna autoridad ni prestigio literario para quien lo quiera coger: Escribas lo que escribas LEE DE TODO. En serio, centrarse sólo en un tipo de lecturas porque es lo que luego vas a escribir, te convertirá automáticamente en una copygirl (tienes que conocer el género para tener un conocimiento de base, eso sí). Si quieres desmarcarte, lee géneros completamente diferentes y llevatelos a tu terreno. Si usas clichés, sé capaz de abarcarlos desde otra perspectivas. No te limites a usar las reglas ya establecidas, ofrece al mundo algo que sólo te pertenezca a ti: tu visión de la vida, tu forma de sentir.

Como podéis ver, los libros malos son tan útiles como las malas experiencias en la vida; invitan a la reflexión y te enseñan lo que no debes hacer.

¿Lo recomendaría?: Tan sólo a personas que no estén demasiado acostumbradas a leer y tengan poco bagaje lector.

¿Lo volveré a leer? No.

Puntuación: 6/10

domingo, 16 de octubre de 2016

A veces se cierra una puerta... Y Caperucita llora tras ella.

Estúpida Caperucita que lloraba y aporreaba la casa de la puerta de la abuelita. El lobo se había cansado de devorarla una y otra vez ante su supina estupidez. ¿Cómo no podía ver que no tenía nada que ver con su abuelita? Él esperaba que ella saliera corriendo, joder, que reaccionara, que gritase, que buscase ayuda, y sin embargo, se quedaba ahí parada señalando lo evidente. ¡Claro que sus dientes eran grandes; era un puto lobo! Por si fuera poco aquel creador de realidad había tenido la estupenda idea que Caperucita no recordase cada vez que el lobo la hacía trizas con sus dientes. Sin embargo, él si que recordaba aquella niña mirándole con su estúpida inocencia.
Está claro que el lobo no conocía el término miopía. Caperucita era una cegata de manual, de aquellas que necesitan gafas de culo de vaso. Al menos en aquella realidad.

Y allí estaba Caperucita, arañando la puerta que le habían cerrado en las narices, sin darse cuenta que esta vez, había salvado su vida.
El lobo la miraba desde dentro, con pena por sus lágrimas y rabia por su estupidez.

El hinchazón de sus ojos no le permitía vislumbrar bien el camino de vuelta, y dado que nunca tuvo un especial sentido de la orientación, se fue por otro camino diferente al habitual. A medida que caminaba se dio cuenta que la senda se volvía más nítida, veía mejor sus manos y se asombró de los bonitas que eran sus ropas. La falda tapaba sus rodillas, toda una suerte, ya que en sus lloriqueos ante la puerta se las había pelado como un niño pequeño.
Conforme iba avanzando, se dió cuenta de que era capaz de meterse entre la maleza. Era más fuerte y hábil de lo que creía. Además conocía el nombre de cada arbol y planta que veía.
Se dió cuenta de que no se iba a perder por caminar sola. Muy al contrario: podía elegir el camino que le apetecía transitar y disfrutarlo.

De repente un olor dulce completamente desconocido le llegó a la nariz. Aspirando con los ojos cerrados, tropezó con un espejo que encontró en suelo. Lo cogió y se vió reflejada en él. ¿Desde cuando existían espejos en los que una pudiese ver tan claramente los contornos del rostro, las ojeras y el color de sus ojos? No sabía que sus ojos eran verdes ni que tenía los labios tan carnosos. Al sonreír, vio sus dientes. Qué bonitos y rectos le parecían. Los del lobo eran grandes, oscuros y desordenados. Un momento ¿A qué lobo estaba recordando? Recordó un lobo, entre el follaje, al la orilla de un río, indicándole el camino a seguir. El flashback perdió fuelle y se volvió a ver a sí misma reflejada en el espejo.
“Eres la más guapa del reino”. Soltó el espejo, asustada y lo dejó caer en el suelo.
¿Guapa? ¿Reino? ¿De qué habla este espejo?

El olor dulce era cada vez más intenso y agradable. Todo era luz y color. No había nada que le impidiese ver el azul del cielo. Ni lobos que señalasen el camino. Ni cestas en sus muñecas. Ahora el camino estaba completamente abierto. Era libre. Y sintió miedo, mucho miedo.

Comenzó a llorar de nuevo y corrió hacia la oscuridad. No tenía ningún claro propósito; no sabía donde estaba ni tampoco quería volver a casa de aquel lobo de dientes sucios y desordenados.
Tratando de encontrar una senda menos luminosa, se acercó mucho a la anterior. Pudo ver la casa de su abuelita, y al lobo dentro. El lobo no la vió porque estaba posando su boca con suavidad en una mano femenina. La piel se veía muy tersa para ser la de su abuelita. Buena suerte para la siguiente víctima, pensó para sus adentros.
¿Víctima? ¿De que estoy hablando? Y entonces, la epifanía la aplastó como un piano de cola.
Recordó la crueldad, el destrozo de su cuerpo y los engaños y corrió con más fuerza que ante la leyenda de Hansel y Gretel.

Corrió hacia el cielo abierto, el café recién hecho y el olor a chocolate, volvió ante el espejo, el canto de los pájaros y el maullido de los gatos.

Recorrió el mismo sendero y se maravilló ante su propia libertad.

Llegó a una pequeña cabaña, al lado de un lago y no le hizo falta tocar las puertas, porque ya estaban abiertas de par en par.
Desde dentro alguien le preguntó si quería café. Ella miró a sus espaldas y vió el camino que había recorrido y lo que ahora le rodeaba. Suspiro hondo mientras se quitaba la capa y dijo:

A veces se cierra una puerta y se abre un universo entero.

Yo de ti, registraría esa frase. Tiene gancho y seguro que alguien te la acaba robando para ponerla sobre una imagen moñas y subirla al facebook
¿Facebook? ¿Qué es eso?
Creo que te queda mucho por descubrir, Caperucita— le respondió él mientras le acercaba una taza de café.


Y tanto...dijo ella sonriendo al ver un hombre por primera vez.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...