jueves, 12 de mayo de 2016

Reflexión sobre el panorama editorial actual

No os descubro la pólvora si os digo que hoy en día cualquiera puede escribir un libro y subirlo a la red (lo que no quiere decir que todo el mundo deba hacerlo). Es por ello que la autopublicación tiene tan mala prensa; no hay ningún filtro de calidad que nos impida subir cualquier cosa que escribamos por muy bazofia que esta sea.

Hace décadas, escritores de la talla de Stephen King o J.K. Rowling se las vieron canutas para que alguien les leyera y no hablemos ya de que les publicasen. Con un par de búsquedas podemos dar con todos esos autores que fueron rechazados en numerosas ocasiones antes de alcanzar la fama. Otros casi no fueron leídos en vida y lograron su fama de forma póstuma. No tenían Amazon ni Facebook, ni Blogger ni Wordpress, pero consiguieron que alguien les leyera y que su fama permaneciera.

Podemos pensar que, por aquel entonces no eran tantas las personas que querían dedicarse a la escritura, que hoy en día tenemos más medios pero que es eso mismo es lo que nos da menos visibilidad porque aumenta la competitividad y nuestros libros se pierden en un mar de libros. El mercado está saturado. Por eso muchos autores noveles spamean ad nauseam por todos lados como el niño que tras cada proeza grita “¡Mamá, mira cómo lo hago! ¡Mamá mira! ¡Mamá! ¡Que no me estás mirando!”

Así es como se spammea.
O como se escribieron Las Sombras de Grey.
¡Ah, no! Qué eso se hizo con una blackberry...


Nuestra sociedad nos ha enseñado que una buena estrategia de markéting nos puede encumbrar al éxito. Reforzamos esta idea comprando todo aquello cuya marca o nombre “nos suena”, porque seguimos asociando “conocido” con “calidad”. Y es por eso que tantos autores acosan a lectores y a otros autores para ser leídos; si se quedan con nuestro nombre, llegaremos a la cima. ( ¿Sí...?)

Sin embargo, cuando una investiga y se preocupa por ver cuáles fueron los máximos exponentes en la literatura de cada época, acaba dándose cuenta de una cosa: esos señores y señoras supusieron algo en la literatura por su genialidad. Porque ofrecían algo diferente al mundo. Porque innovaron, porque sus libros suponían una ruptura en cuanto estilo. Porque tuvieron el suficiente talento para hacer una sátira inteligente. Porque se atrevieron a decir lo que pensaban. Porque añadieron elementos en la literatura que antes no estaban y que asentaron las bases sobres las que comenzaron otros buenos escritores.

Y si me vas a decir que tú, mi querido colega de letras, tampoco aspiras a llegar tan lejos, será mejor que dejes lo que estás haciendo. Como diría Yoda: hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes. El mercado ya está saturado de gente que intenta las cosas tibiamente, así que si quieres desmarcarte será mejor que te armes de valor y esfuerzo. O al Everest o nada.

Tenemos a nuestro alcance numerosas plataformas en las que publicar LO QUE QUERAMOS. Mucho tendríamos que pasarnos para que alguien viniera a censurarnos. Podemos criticar, insultar, decir palabrotas, usar humor negro, atacar a la religión... Lo que se nos ocurra. Podemos dar rienda suelta a nuestra imaginación y ofrecer al mundo ese algo que solo nosotros podemos darle.
¿Y qué es lo que hacemos? Ofrecer una copia de lo que lo está “petando” para así asegurarnos un puesto en este mundillo literario, que cada vez tiene menos de literario y más de mundillo.


Criticamos a las grandes editoriales por no aceptar nuestros originales y maravillosos manuscritos lleno de talento a raudales, nos metemos con Crepúsculo, Bajo la Misma Estrella, Sombras de Grey y derivados pero luego escribimos un sucedáneo de una obra que consideramos más “digna”.
¿Realmente estamos ofreciendo algo diferente? ¿No nos estamos apuntando al carro de ninguna moda para tener garantías? Porque criticar la novela juvenil y a Paulo Coelho también se ha convertido en una moda. Al igual que proclamarse “alternativo y diferente”.



Estoy cansada de, tanto en blogger como Youtube leer todo el rato sobre lo mismo y con las mismas palabras (y en el caso de Youtube con los mismos gestos y mismo tono de voz. ¿En serio ha nacido toda una generación a la que le interesan las mismas cosas y que las dice con las mismas expresiones y movimientos de manos? Es perturbador...)

No importa si hablamos de internet o de una librería; acabo teniendo la misma sensación que cuando voy a un centro comercial: todas las tiendas me ofrecen las mismas prendas que me tienen que gustar sí o sí para estar “in” y si me parecen una basura que no queda bien a nadie es porque me he quedado obsoleta.

¡Ojo! Que no es que vaya en plan hater por la vida. El mundo es un lugar mucho más agradable cuando te adaptas a lo que se lleva y tiras el criterio propio a la basura. Y cuidado con esto del criterio propio, porque también nos ha surgido una corriente ideológica perteneciente a los tristes sucesores de Risto Mejide. Gente que critica sin saber lo que está diciendo, que grita mucho y regala insultos molones. Cacaculopedopis y hala, a ser alabados como adalides de la sinceridad.

Porque creemos que transgredir es faltar al respeto a los demás. O escribir literatura erótica. Madre de dios... Si tengo que leer a otra imitadora de Megan Maxwell o Elvira Sastre me pegaré un tiro. Vamos a ver, que meter en tus escritos un “teta” o “follar” no es ningún atrevimiento. O sí. Si tienes cinco años.

No voy a alzarme aquí cual Juana de Arco de la literatura. No voy a mostraros mis escritos y os voy a decir: “Mirad, zagales, así es como hay que escribir. Con dos ovarios.”  No, porque he sido la primera que ha comparado lo que escribe con “lo que vende” para medir su calidad.
He sido la primera en tener miedo a desmarcarme, en usar argumentos demasiado rebuscados y mil cosas más. Porque todos tenemos miedos e inseguridades, pero, compañeros, creo que tenemos que atrevernos a escribir de verdad, a dar nuestra peculiar visión del mundo, a arriesgarnos a que nos critiquen, a que nos insulten e incluso a que nadie nos lea. De todas formas ¿quién nos está leyendo ahora?




Es por todo lo que he expuesto que admiro a esos valientes que se atreven a escribir lo que piensan y sienten. Que expresan sus ideas y estimulan nuestras conciencias dormidas. Que nos hablan de la parte menos educada y aséptica del mundo y del ser humano.
También esos que se atreven a ofrecernos personajes diferentes, historias que se enmarcan en géneros que no están de moda. O esos que, aunque saben darle un giro de tuerca a un argumento manido, o una idea desgastada. En definitiva, admiro a esas personas que dan su propia visión del mundo de lo que escriben, porque en mi opinión eso es lo que da alma a las historias: la parte de nosotros mismos que dejamos en ellas.







18 comentarios:

  1. Hola.
    Me he leído toda la entrada y raramente coincido en muchas cosas. Cuando entro a youtube y veo a gente que alaba los mismos libros, y los blogs que sigo todos se sincronizan para reseñar la misma novela, me parece un poco escalofriante y me pregunto si seré rara o algo. No voy a decir que no disfruto algunas novelas comerciales, porque seria mentirosa, me entretienen y hasta me encantan algunas, pero por lo general son calcadas unas de otras. Y es verdad, antes la gente escribía para expresar algo, una critica, una enseñanza y no se limitaban a ser robots del montón, y por eso son recordados. Ahora se preocupan de sexualisarlo todo para poder vender (si, me estoy metiendo con 50 sombras). En fin, es una muy buena entrada que me hizo reflexionar, y voy a ver si tengo tiempo y me leo el relato.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Patt!:

      Tienes mucha razón en el tema de que todos comentan los mismos libros, supongo que una de las razones es porque esos youtubers y bloggers colaboran con editoriales y esas editoriales envían a todos los mismos libros. He encontrado muy poca gente joven que escriba reseñas y pase completamente de colaborar con editoriales y escriba sobre los libros que le gustan sin importar el año de publicación o la moda. La fama y los libros "gratis" tienen demasiado valor hoy en día.

      Hay muy poco valiente que se atreva a salir de las modas, y por eso hay que apostar por ellos. Espero que leas el relato, merece la pena.

      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. ¡Hola!

    Tienes razón cuando dices que estamos perdiendo calidad, las novedades resultan ser refritos de historias pasadas, la causa que yo le veo a esto es simplemente monetaria, desafortunadamente para algunos, afortunadamente para otros, el dinero mueve al mundo y las editoriales no están exentas. El fin principal es vender libros y si lo que vende son refritos, refritos seguirán saliendo (o libros de youtubers, que aparentemente también son garantía de venta -.-)

    Por otro lado, creo que aún nos queda algo de «esperanza» con otras editoriales (y ni siquiera las mencionaré para no hacer esto más polémico) me parece que no todo está perdido y como lectores nos queda exigir calidad.

    Creo que todo en la vida son ciclos y este acabará en algún momento (espero que pronto) para que podamos tener libros diferentes y de mejor calidad o por lo menos bien editados, ya no me pongo tan exigente.

    Perdón si me alargué mucho con mi comentario, besos. <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!:
      Primero que todo, no te preocupes por la extensión; me encanta cuando me dejan comentarios kilométricos.

      Has dicho algo muy importante y es que como lectores solo nos queda exigir más calidad. Y también algo más: no permitir cosas como que el libro de Belén Esteban sea uno de los más comprados en España. Si no compramos basura, no nos venderán basura.
      Realmente las editoriales son un poco como las madres: si les dices "mmm, que bueno está esto", te llenarán la nevera de ese "esto" y hasta que no dejes de comerlo, te la seguirán llenando.

      Por supuesto que no está todo perdido, todo es cuestión de valentía (por la parte de los escritores) y más criterio propio por parte de los lectores.

      ¡Gracias por comentar!

      Besos.

      Eliminar
  3. Hoooola Chari!!!

    Escribo desde el móvil, así que es posible que se me caigan los dedicos. Pero es que no podía esperar más a comentarte y decirte: ¡PERO QUÉ RAZÓN TIENES! Así, en mayúsculas.
    A más de una es pa' arrearle un sartenazo. Cada vez que me acuerdo (algún día me van a cerrar la cuenta por mi lenguaje soez) de la puta mierda de 'Forever', que es un fanfiction que han publicado en forma de libro, de -atención- los Gemeliers, que se ve que son dos que berrean y que tienen un montón de fans hormonadas y con poca materia gris. Me tuve que mirar el libro dos veces para constatar que no estaba alucinando pepinos. El mercado editorial va 'pffffffff' y sin rumbo. Cada vez peor, publican cosas que las podría escribir cactus, perfectamente e incluso saldría un producto con más nivel intelectual. El problema es que se corrompe, se planta una estrategia de marqueting a menudo sustentado por influencers que se autodenominan 'bloggers literarias' (corre, cuando oigas ese nombre). A mi eso me parece pervertirse, teniendo en cuenta que si no le das buena puntuación al libro que te envían, dejan de enviarte nada, es una arma de doble filo. Por eso no me fío, cuando los blogs empiezan a colaborar con las editoriales o con autores porqué cada vez que lo hacen pierden y comprometen una parte de sus valores. La autopublicación es como leer un periódico, si se me permite la metáfora, el lector debe ser lo suficientemente maduros para reconocer lo que está leyendo en base a la calidad de quién escribe. Me acuerdo de Patrick Dennis, el autor que fue rechazado por 10 editoriales diferentes en ¿1950? (No recuerdo la fecha aproximada, a estas horas estoy algo oxidada) y que escribió la maravillosa novela de 'La tía Mame', que es un despiporre. Imagino que editoriales están tan cegadas por su ego que no ven más allá de sus narices y prefieren apostar por temas que saben que funcionan como erótica, juvenil y romántica, que son todas un ascazo. Leía en un libro que el ser humano tiene terror a innovar, todo el mundo se llena la boca con ello, pero en realidad, apostar por algo miedo causa la misma experiencia cognitiva que por ejemplo, el racismo. Es acojonante.Respecto a leer lo mismo en blogger, a mi me hace mucha gracia cuando todas ponen eso de 'la pluma de la autora...' Me descojono sola. Blogger no es más que un hervidero social, y cuando lovdejaa de ver como red y empiezas a analizar lo que se cuece una se pregunta ¿de verdad soy la única con criterio propio? De verdad soy la única que no piensa lo que le dicen? Hay un ejemplo que me encanta: si en romántica/ juvenil hubiese alguien con los Santos ovarios de en Vera de la pareja hetero poner una homo, se les acababa la puñetera tontería, además de normalizar la situación de LGTB, es decir, aportando algo.
    La gente como Mejide es truño. Últimamente, salen 'cacaculopedopis' debajo de las piedras. Por desgracia, nos lo encontramos en Sant Jordi y daban ganas de bajarle los humos, entre su novieta de la Blanquerna (la Universidad para pijos de Barcelona dónde el da clases y se la ligó porqué era su profe, 20 años más joven, por cierto) y que trataba a la gente como mierda, las ganas de arrearle eran inmensas. Por mi esa gente pueden bajarse los pantalones y poner el culo en el río. Con un poco de suerte, los catalogan como contaminación ambiental.
    Hablando de insultos, aquí servidora ha recibido unos cuantos por decir lo que pensaba. Pero tardo yo menos en enviarlos, calurosamente, a la mierda.

    Un besoteeee!!!! ❤

    PS: leeré la reseña después, porqué sinó el comentario se va al garete.

    PS2: es normal que a veces nos entren ramalazos misantrópicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Hydre!:
      Primero, mi enhorabuena por escribir un texto tan largo en el móvil jajaja.

      El tema de colaborar con editoriales lo estuve mirando pero luego me di cuenta de que eso no va conmigo, primero porque normalmente, me tiran más los libros que llevan bastante tiempo en el mercado ("bastante" es un período que puede abarcar desde los 10 años hasta los 100). Segundo porque no me voy a vender para que me regalen libros. Alguna vez me he sentido con la obligación de ser benevolente por empatía, pero nunca mais.

      Sé que alejarme del mundillo blogger me aleja de tener más seguidores. Al igual que escribir reseñas más trabajadas no me hará que me siga más gente porque aquí las cosas no funcionan así, pero para mí lo importante es decir algo y sentirme orgullosa y satisfecha de ese algo. Prefiero que me sigan pocas personas como tú, que tienen criterio propio y con las que puedo debatir, que esas que dicen "por ahora lo dejare pasar. Chaíto". No pretendo llegar a los 500 seguidores para poder colaborar con Planeta como hacen algunas. Y decir todo esto que estoy diciendo en alto me hace ganarme enemistades. De hecho, después de esta entrada me han bajado un par de seguidores. Y me parece bien, si son personas que no saben aguantar una crítica y prefieren alejarse de todo lo que no sean alabanzas, mejor para ambas partes que no estén por aquí.

      Confieso que muchas veces he intentado adaptarme a este medio para conseguir ser leída, pero no he encontrado ninguna satisfacción en ello, así que ahora escribo lo que de verdad siento y si eso no atrae a la masa del "blogger literario", pues vale, quizás sea bueno que mis entradas constituyan una buena criba en quien se acerca a mí o no.

      El tema de Risto y el personaje que interpreta nos daría para otra entrada y el tema de su novia... En fin. Para qué hablar. He descubierto una verdadera satisfacción en ser sincera, pero creo que una cosa es ser sincera y otra crear polémica para que me lean. Hoy en día se juega mucho con eso, porque por desgracia nos gusta demasiado ver como despellejan a otros.

      Y como apunte final, si recibimos insultos, es porque algo de valor estamos haciendo. La gente que no hace más que repetir como un lorito no suele recibir más que unas pocas palmaditas en la espalda.

      Como siempre, me ha encantado saber tu opinión sobre el tema.

      ¡Besotes!

      Eliminar
  4. Muy cierta la reflexión. En realidad es todo un ciclo de retro-alimentación: nos vende mierda, nos acostumbramos a querer mierda y entonces solo se vende mierda. Yo reconozco que es verdad que compro cosa que ya se un poco de ante mano que va a pasar (en general, es un patrón que seguimos los seres humanos de no cambiar) y si no me gusta lo critico por darle tanto bombo. Pero si, lo que se debería hacer es comprar mas autores desconocidos que aporten algo diferentes porque hay muchos aunque claro volvemos al problema de que las editoriales mas "importantes" no los publican y en sitios como por ejemplo Canarias es muy difícil de conseguir ese tipo de libros.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Mery!:
      Lo que comentas es la ley de la oferta y la demanda. Hace un momento lo comentaba con un escritor novel: todos nos quejamos de la bazofia que publican o que echan por la tele. Pero si se mantiene, es porque alguien compra/ve esa bazofia...

      Yo también he leído y comprado novela comercial, por supuesto. Decir que no sería como intentar convencer de que nunca me he comido una hamburguesa en un McDonald's.
      Creo que la clave reside en saber que uno no se puede alimentar sólo de comida basura y atreverse a probar otras cosas, que pueden ser no sólo más saludables sino también mas apetitosas.

      Tienes razón en la resistencia al cambio, pero si no espabilamos, seguiremos con el mismo panorama editorial.Lo sé, lo sé es muy complicado este cambio al igual que convencer a las editoriales, pero hay que intentarlo.

      Saludos.

      Eliminar
  5. Una vez me preguntaste que dónde estaba el botón de aplausos de mi blog y hoy me toca a mí hacerte esa pregunta sobre el tuyo. Estoy completamente de acuerdo y creo que debemos dar el primer paso para cambiar todo esto. Y eso se hace escribiendo, trabajando y haciendo cosas diferentes. ¿Escribimos para ser el autor de un par de meses o escribimos para hacer algo de lo que sentirnos orgullosos? Es una batalla, pero nadie dijo que tuviéramos que vivir en paz.
    Muchas gracias por tu reflexión. Ya la he compartido en mis redes sociales y ha tenido éxito.
    No cambies.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Carlos!: Muchas gracias por tu comentario y por compartir mi esta reflexión.
      Es un camino difícil el nuestro, pero nadie dijo que tuviera que ser fácil. Tenemos el compromiso tanto como lectores como escritores de ofrecer cosas más allá de lo que sabemos que nos garantizará el aplauso de la masa. Si queremos ser buenos de verdad, debemos ser valientes.

      Iba a decirte que suerte en tu camino, pero creo que queda mucho mejor "que la fuerza te acompañe" xD

      Saludos.

      Eliminar
  6. Estoy completamente de acuerdo contigo... Vaya, me he topado con tu blog por casualidad y me he sorprendido mucho. Me gusta mucho tu reflexión porque es totalmente cierta, últimamente todo lo que veo en youtube y blogger es igual, estándar... se repiten. Un besito enorme! Yo me quedo para seguir leyéndote!

    Me pasaré por el blog de Paulus ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola María Angeles!:
      Primero que todo, bienvenida al blog :)
      Me alegro de contar con más gente que piense que vemos lo mismo una y otra vez, como en un bucle con diferentes caras, a ver si así conseguimos cambiar un poco este panorama entre todos.

      Ya me dirás que te parecen el resto de entradas ;) y espero que el blog de Paulus te guste tanto como a mí.

      Besos.

      Eliminar
  7. ¡Hola preciosa!
    Me gusta mucho lo que dices, y sobre todo me pega lo de "cantidad no es igual a calidad" mi padre siempre decía que las masas no están repletas de genios y por eso los mejores libros eran las joyas ocultas que no mucho leen (que vaya que me ha pasado).
    También con lo repetitivo de los blogs, porque llega a fastidiar que todos son divergentes y a la vez todos quieren ser diferentes, no quiero ser malinterpretado, todos tienen derecho, pero que parezcan clones es molestó; también las editoriales me molestan, sobre todo porque aquí venden muchos libros malos de romance, o youtubers, y las editoriales se escudan diciendo "No, pero es que ya están leyendo, pero está bien, son relaciones tóxicas y son niñas, pero no saben mucho de eso" y es duro porque no es realmente los objetivos de cultura y educación que se requieren; y peor escriben sin saber, se autopublican, y a mí me molesta un poco.

    En los blogs es mucho más porque son súper repetitivos, los mismos gags, el restregarte en la cara los libros, mismos gifs, mismo gestos, mismos "fangirleos", y he visto blogs con mucha audiencia que no tienen el nivel de otro más pequeños, o la calidad; pero así es el negocio.

    Los intentos de adaptarme me incomodan, es como despersonalizarme, no sé, esto da muchísimo de qué hablar.
    Booktube no me gusta, porque le falta diversidad, y peor aún, no quiere diversidad, el estereotipo es caucásica, novelas de jóvenes adultos, adictas de Harry potter, y mayormente atractivos; hay un canal que me encanta porque habla de eso (obvio tiene 2 años y 400 seguidores), pero deberías verla.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!:
      La verdad es que es un placer leer a personas tan jóvenes que piensen como tú. Es muy pesado leer una y otra vez sobre los mismos libros,reseñas muy poco trabajadas y ver que tiene muchísimos seguidores. Yo tengo pocos, pero la verdad es que me anima cuando mis dos o tres personitas asiduas me comentáis porque sé que tenéis criterio propio y que no vais donde va la masa.

      Tu padre tiene mucha razón con lo que dice, hay muchas joyitas por ahí escondidas por eso desde aquí intento darles visibilidad,como es el caso del relato que nombro en esta entrada.

      No te adaptes,Sandra,sé tú misma que el mundo necesita más personas con criterio propio y sentido común. AL fin y al cabo, son las que pueden cambiar el panorama editorial.

      Si me dejas por aquí el nombre del canal,con gusto le echaré un vistazo.

      Besos.

      Eliminar
  8. POR QUÉ NO HE DESCUBIERTO TU BLOG HASTA AYER??
    Dios, necesito estás entradas en mi vida. Ayer me enamoró la que escribiste y aunque la mía de hoy nació por otro hecho que sucedió al final del día, justo cuando la estaba escribiendo me fue recordando mucho a la tuya en muchas cosas y lógicamente la enlacé. Primero porque me parece que compartir es lo mejor del mundo y segundo porque necesitaba que la gente aue leyese mi entrada leyese la tuya también.
    Con respecto a esto tienes taaaantaaaaa razoooon, es otra de las cosas que pienso y que me ha pasado. Leer una y otra he lo mismo, una y otra vez lo mismo, así es que hay géneros aue ya me han saturado y huyó de ellos como de la pólvora
    Al igual que tú no puedo culpar a los escritores por intentar escribir lo que quieren pero intentar que esto se parezca a lo que vende porque quien no quiere ver su obra en manos de mucha gente? Todos! El problema y no somos conscientes de ello muchas veces es el consunidor. Se nos vende lo que compramos o lo que nos logran comprar. En nuestra manos está dar nuetro dinero a esto o a lo otro. No votamos cada 4 años. Votamos cada día con cada euro. Votamos por los autopublicados, por las editoriales pequeñas, por las grandes, por un género, por otro, con cada compra, con cada reseña, por eso me duele tanto que medios que deberían de servir para publicitar los libros buenos, se llenen de falsedad y engañen a sus lectores.
    Un besazo y spameame todo lo que quieras con entradas como ésta :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Sandra!:

      Pues supongo que no habías descubierto mi blog porque tampoco es que yo me mueva demasiado para darme a conocer... Mea culpa jajaja.

      Me ha encantado eso que has dicho de: "No votamos cada 4 años. Votamos cada día con cada euro. Votamos por los autopublicados, por las editoriales pequeñas, por las grandes, por un género, por otro, con cada compra, con cada reseña". No puedes tener más razón. Echamos la culpa a las editoriales, pero ¿qué compramos? ¿qué libros reseñamos?
      No digo que todo tengan que ser tratados sesudos de física cuántica, pero si exigiéramos más calidad a las editoriales, no tendrían más remedio que ofrecernos mejores libros y más variedad, pero si nos conformamos con cualquier cosa que nos entretenga, seguirán ofreciéndonos "librobasura".

      Me alegro de haber dado contigo gracias a estas polémicas reseñas, y gracias por nombrarme y linkearme en tu post!

      ¡Besos!

      Eliminar
  9. Hola, Chari:

    He llegado hasta aquí gracias al link que le has puesto a Sandra en su entrada de hoy y tengo una gran noticia: ¡hoy sí me funciona la cajita de comentarios! (Aplausos). Ayer debía de estar en su día de descanso. Es comprensible. Todos necesitamos descansar.

    La verdad es que después de tantas entradas de reflexión... poco más tengo que añadir.

    Estoy totalmente de acuerdo contigo en que el escritor que supone algo en la literatura es porque ofrecieron algo diferente.

    ¿De cuándo es esta entrada? Veo que de mayo del año pasado. ¿Que por qué lo pregunto? Por esta frase que has puesto: " Podemos criticar, insultar, decir palabrotas, usar humor negro, atacar a la religión... Lo que se nos ocurra." No sé yo si hoy en día realmente se pueden hacer tantas cosas sin que luego te venga alguien en algún momento y te quiera meter en la cárcel... Pero bueno, ese es otro tema.

    Por otra parte, me gustaría decir que el gif y la imagen de La Sirenita que has puesto me han encantado. Chapó. Yo no sé cómo hacéis para encontrar imágenes que se adecúen tan bien a vuestro texto. Yo en eso soy un desastre. ¿Alguna web que me puedas recomendar?

    Un saludo imaginativo...

    Patt

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Patt!:

      Tuve que cambiar la forma de los comentarios durante unos días y ahora mágicamente vuelve a funcionar. Misterios de la tecnología xD

      Respecto al tema de la libertad de expresión, creo que en este momento todavía no se había aprobado ninguna ley que lo censurara... O eso o me vine muy arriba mientras estaba escribiendo.

      Te voy a ser sincera: sé que hay gente que tiene sus páginas preferidas para gifs, mi método simplemente consiste en, a medida que voy escribiendo, se me van ocurriendo cosas que le pegarían al texto y las busco en Google, en plan "teclado gif". Sí, mis métodos son de lo más rudimentarios, lo sé jajaja.

      Besos.

      Eliminar

A todos nos hace ilusión saber que nos leen y compartir nuestras opiniones, así que no dudes en dejarme tu comentario ;)
Recuerda que puedes pinchar en la parte inferior derecha, donde pone "Avisarme" para que te llegue un correo cuando te conteste.

Puedes seguirme también en:

https://www.facebook.com/RinconRevuelto?ref=hl
https://twitter.com/Chari_Escudero
http://rincon-revuelto.tumblr.com/

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...