lunes, 14 de marzo de 2016

Bioshock: Rapture / John Shirley

Título: Bioshock: Rapture
Autor: John Shirley
Editorial: Timun Mas
Págs: 400
Sinopsis:
 Había terminado la segunda guerra mundial. La política del New Deal de Roosevelt había cambiado los Estados Unidos: los impuestos eran muy altos, y las bombas de Hiroshima y Nagasaki auguraban una aniquilación total. La libertad estaba en crisis, y muchos no se resignaron a perderla. Entre ellos, un soñador, un inmigrante q ue salió de la más profunda pobreza y se convirtió en una de las personas más ricas y admiradas del mundo; Andrew Ryan. Él pensaba que los hombres y mujeres más importantes merecían algo mejor, y por eso decidió crear una utopía libre de gobiernos, de censura, de restricciones morales para la ciencia, donde se da lo mismo que recibes. Creó Rapture, la brillante ciudad bajo el mar.

Opinión:

La sinopsis de este libro es una de esas que me hace agarrarlo de inmediato: ciencia ficción y distopía ambientado en una época pasada. Sin embargo hubo algo que me tiro un poco para atrás. Bioshock es un libro que constituye la precuela de los juegos en los que se inspiró. Para mí representa un dilema libro escrito después de un juego o película, porque todo lo que se explota de forma visual, parece que no queda bien por escrito. No soy una experta en los entresijos de las adaptaciones así que no se daros razones concretas de esto, pero me ha ocurrido en más de una ocasión él acercarme a libros escritos después de su película y no poder terminármelo porque en vez de un libro, parecía como si un amigo me estuviera contando, una tras otra, las escenas de una película.

Por suerte, no me pasó esto con Bioshock. Es cierto que no es un festival de recursos literarios ni prosa elaborada. Probablemente no sea ninguna obra maestra de la literatura de ciencia ficción, sin embargo es un libro bastante entretenido que da que pensar (señal inequívoca para mí de buena ciencia ficción).

No es un libro que enganche desde la primera página, ya al principio nos cuesta discernir que es lo que estamos leyendo, pero en cuanto se empiezan a formar los escenarios y los personajes, nos sumergimos (y nunca mejor dicho) dentro de Rapture.

El planteamiento parece una idea maestra: Andrew Ryan es un millonario que decide crear una ciudad bajo tierra en la que alejarse de la sociedad corrompida en la que vive, para ello, además de tener que contar con incontables recursos materiales, también se rodea de personas a las que valora por su forma de pensar, sin importar situación económica, raza o profesión.
Cuando comencé a leer las ideas de este hombre, quedé encantada, sin embargo, sabía que tarde o temprano todo se iría de madre. ¿Será que somos estúpidos por naturaleza? ¿Demasiado egoístas o ambiciosos? No lo sé, pero si leéis Rapture me encantará leer vuestras opiniones.

El libro se compone de tres partes narradas en tercera persona, pero  estaremos presentes sobretodo en la vida de Bill McDonagh, un fontanero que Andrew Ryan recluta.
La primera narra lo que os he comentado en el párrafo anterior: las ideas de Ryan y el reclutamiento de personal para su proyecto. En la segunda presenciamos el desarrollo de la utopía y vamos tomando contacto con palabras como "plásmidos" ,"ADAM", "EVE". (Determinantes en los juegos según he leído). Y en la última somos testigos de sucesos verdaderamente angustiosos. No quiero contar más para no spoilear a nadie, así que lo dejaré así.
Sólo os avisaré de que el final es bastante abierto y te deja con ganas de hincarle el diente a los juegos (si es que no lo has hecho ya).

Es una lectura amena, ágil y original, pero como antes he dicho no es ninguna muestra de prodigio literario. Respecto a esta cuestión, señalaré el desarrollo de los personajes (además, es fácil distinguir cuando habla cada uno porque están muy bien definidos. y la buena ambientación conseguida (aunque a veces sea algo difícil visualizar Rapture en su totalidad. Se nos ofrecen escenas vívidas de las que no se olvidan con facilidad.

¿Lo recomiendo? Sí, si te gusta la ciencia ficción.
¿Lo volveré a leer? No lo descarto, pero de momento, no.

Puntuación: 7/10

2 comentarios:

  1. ¡Hola Chari!

    Yo me declaro fan de la ciencia ficción. Pero no tanto de la distopía. Es algo que me cuesta entender o imaginar, supongo que tiene algo que ver que 'Un mundo feliz' fuese un auténtico truño. Pero de los grandes. En fin, que tiro más hacia ciencia en plan Julio Verne, en plan inventiva, diseño u libros por el estilo (de ficción, porqué también leo ciencia real y a veces supera a la narrativa ficticia). Lo que me escama del tema es que el millonario plantea esta utopía para unos sí y para otros no. ¿Que pasa con el populacho? ¿Es que somos prescindibles? Ya solo por dejarnos fuera me cae mal el personaje. Y sí, es exactamente las dos preguntas que has planteado: el ser humano es gilipollas y además de idiota egoísta. Véase lo que le estamos haciendo al planeta. Al final tiene toda la pinta de que todo el tinglado se les va a pique, entra agua por todos lados en plan Titanic, pero sin el DiCaprio, que ahora se dedica a cazar osos y hala, venga, sálvese quién pueda. Para ser científico, yo tendría en cuenta la presión submarina y la humana, por si acaso, vamos.

    Un besoteee!!!! ♥

    PS: el mundo de los plásmidos es maravilloso. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es genial hablar con otra fan de la ciencia ficción <3
      A mí me gusta mucho el género distópico, pero más allá de las sagas juveniles tan de moda. Me gusta más una visión más "adulta" sin una chica adolescente a la que todo el mundo tenga que decirle lo especial que es y que acabe encontrando el amor de su vida entre la tragedia y... puaj. Me interesa la psicología humana, ver como una idea que en principio es buena, puede corromperse tanto.
      Me encanta leer esas historias en las que la ciencia ficción y la filosofía van de la mano.

      En esta en concreto Andrew Ryan elige gente que piensa diferente, que tiene principios y al comienzo te hace pensar "mira, qué bien igual elige a un fontanero que aun ingeniero", pero luego... Ay, luego.
      La idea de que tu esfuerzo siempre será recompensado suena muy bien, pero la cara oculta de esa idea trae consecuencias muy desagradables.

      Creo que las distopías viene a mostrarnos lo idiota que es el ser humano e intenta espolearlos para que encontremos soluciones, pero a la vista está que no hemos encontrado ninguna.

      ¡Besotes!

      Eliminar

A todos nos hace ilusión saber que nos leen y compartir nuestras opiniones, así que no dudes en dejarme tu comentario ;)
Recuerda que puedes pinchar en la parte inferior derecha, donde pone "Avisarme" para que te llegue un correo cuando te conteste.

Puedes seguirme también en:

https://www.facebook.com/RinconRevuelto?ref=hl
https://twitter.com/Chari_Escudero
http://rincon-revuelto.tumblr.com/

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...