sábado, 18 de abril de 2015

Por Trece Razones - Jay Asher

Título: Por Trece Razones
Autor/a: Jay Asher
Editorial: Ambar
Págs: 224
Sinopsis:
No se puede detener el presente, ni tampoco rebobinar el pasado. El único modo de llegar a conocer el secreto… es darle al PLAY. Clay Jensen es un adolescente como cualquier otro que encuentra, al llegar un día a casa, una misteriosa caja sin remitente dirigida a su nombre. El contenido no es otro que una serie de cintas d e grabación, siete en total, que parece haberle enviado Hannah, una compañera de clase que no hace ni dos semanas que se ha suicidado. A pesar del desconcierto que supone volver a oír la voz de Hannah, Clay descubrirá que son trece las razones por las cuales ha decidido quitarse la vida, trece caras de cassete y que, por ello, son trece las personas que deben escucharlas. Él es una de ellas. Es un juego muy sencillo: primero las escuchas, luego las pasas dice Hannah en la primera cara. ¿Qué razones son esas y qué tiene que ver él con ellas? A lo largo del día, Clay se irá obsesionando con las grabaciones y hasta recorrerá la ciudad con un mapa que ella misma le ha proporcionado. Pero he aquí un viaje distinto del esperado, un viaje donde el punto de llegada es precisamente el mismo que el de partida y en el que solo hacen falta unos nuevos ojos para verlo todo como por vez primera. Hannah irá desgranando poco a poco su vida en un intento de poner de manifiesto las consecuencias, grandes o pequeñas, de las cosas que hacemos y dejamos de hacer, y que cambian el mundo a veces sin darnos cuenta.

Opinión Personal:

Siempre que mantengo alguna conversación sobre "libros que nos obligaron a leer en el instituto" llego a las mismas dos conclusiones: 1- Que las personas que eligen dichos libros, deberían tener en cuenta que a ciertas edades uno no está preparado para leer ciertos libros, por muy buenos que éstos sean. 2- Muchos de los adultos y jóvenes que hoy en día huyen de los libros, sufren esta aversión, en parte, por esos libros "infumables" que les hicieron leer.

¿Por qué digo esto? Pues porque creo que Por Trece Razones podría ser uno de esos libros que yo recomendaría a los adolescentes. Porque por muy buena calidad literaria que posean El Quijote, Grandes Esperanzas, La Divina Comedia o El Señor de las Moscas, a los dieciséis años todos esos personajes y temas nos son son demasiado ajenos. La adolescencia es una época de cambio, de transición, de forjar la propia personalidad, de dilemas existenciales, sentimientos magnificados y hormonas alteradas, y creo que lo mejor que se podría hacer por las personas en esta época es plantarle un libro que les diga "yo te entiendo, sé lo que se pasa por tu cabeza, ven, hablemos de ello". Y este libro lo dice.

Cuando comencé a leerlo miré lo que leía por cierto escepticismo pensando que las razones de Hannah para suicidarse me parecían bastante pobres. Veía como le iba afectando cada una de las cosas que le iban sucediendo y no me parecían para tanto. Pero entonces recordé lo que es tener esa edad, ir al instituto, los amigos, los cuchicheos... Y aunque a mí la idea del suicidio nunca se me pasó por la cabeza, si que pude empezar a comprender a Hannah.
Vemos como se va deteriorando y perdiendo ante nuestros ojos, como grita con su silencio que la ayuden, pero nadie es capaz.

Es cierto que yo esperaba un libro crudo, duro y desagradable en el que una chica nos hablara de un acoso escolar que nos pusiera los pelos de punta y nos hiciera gritar de impotencia. Una chica diferente y marginada. (Si alguien conoce un libro de estas características, estaré encantada de leerlo). Algo así como una Carrie White sin poderes telequinéticos. Sin embargo, Hannah es una chica normal, con sus amigos, sus novios, su vida... Esto hace que este libro esté al alcance de cualquiera pueda sentirse identificado con ella y también que no resulte demasiado desagradable a los lectores más sensibles.

¿Es por Trece Razones un libro pesimista? No. No , porque vemos en cada razón de Hannah como podrían haberse evitado esas situaciones que la quebraron. E incluso, después de cada hecho, vemos como podrían haberse arreglado de forma sencilla. Vemos que no tendría porque haber estado sola, que podría haber tenido una vida normal. En cada página dan ganas de gritarle que no se rinda, que dentro de cinco o diez años, se reirá de lo que le está pasando. E incluso, esperas que las cintas no sean más que un escarmiento que Hannah quiere darles a las personas que le hicieron daño, pero que ella está vivita y coleando en alguna esquina mirándoles mientras se ríe ¿Será asi? Tendréis que leerlo para saberlo...

Al mismo tiempo que vamos conociendo las razones de Hannah, vamos conociendo al chico a través del cual se cuenta su historia: Clay. Un buen chico con el que es fácil empatizar,  por lo que se nos hace cada vez más difícil creer que él sea una de las razones por las cuales Hannah se suicidó.

Es un libro de lenguaje sencillo y fácil lectura. Ameno y rápido de leer que recomendaría sobretodo a los adolescentes.
Quizás a mi me ha pillado un poco crecidita para apreciarlo por completo.


 «Si escuchas una canción que te hace llorar y no quieres llorar más, no vuelves a escucharla. Pero no puedes huir de ti mismo. No puedes decidir no volverte a ver nunca más. No puedes apagar las voces de tu cabeza.»

 «Las cosas no pueden volver a ser como antes. Como tú pensabas que eran. Lo único que tienes de verdad... es el ahora.»

 «¿Cuando intentas rescatar a alguien y descubres que no puedes llegar a él, ¿por qué te burlas en su cara de sus penas y preocupaciones?. »

2 comentarios:

  1. Holaaa!!! Este libro me llama TANTO la atención... He leído criticas tan bueenas como tan malas, y quisiera saber mi propia palabra al respecto.
    Espero poder tenerlo pronto en mi estantería, te deseo muy buenas lecturas!
    Saludos n.n

    Marce de Mi Rincón Literario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola!!: A mí también me llamó mucho la atención, pero tenía algo de miedo a leerlo porque trata un tema muy duro... Sin embargo no es tan crudo como en un principio pueda parecer.
      He leído reseñas que dicen que la reacción de Hannah es exagerada, y al principio también me pareció, pero claro, hace ya mucho que dejé de tener la edad de Hannah xD Al ponerme en mi piel con esa edad, pude comprender mejor como esas pequeñas cosas te pueden hundir en una edad en la que somos tan influenciables. Y más si nos sentimos solos.
      ¡Estaré atenta a tu opinión!

      Besos.
      ¡Nos leemos!

      Eliminar

A todos nos hace ilusión saber que nos leen y compartir nuestras opiniones, así que no dudes en dejarme tu comentario ;)
Recuerda que puedes pinchar en la parte inferior derecha, donde pone "Avisarme" para que te llegue un correo cuando te conteste.

Puedes seguirme también en:

https://www.facebook.com/RinconRevuelto?ref=hl
https://twitter.com/Chari_Escudero
http://rincon-revuelto.tumblr.com/

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...