domingo, 17 de marzo de 2013

Reflexión Semanal III: Cada día un poco menos ignorante y también un poco menos feliz...

1-"El odio es un veneno que te tomas tú esperando que el otro muera"
Cierto. He tenido que pasar por algunas cosas para poder entenderlo, pero a dia de hoy sé que eso es el odio: un veneno que tú te tomas, con el que te haces mala sangre, te tensas, te agrias, sacas lo peor de ti, mientras el objeto de tu odio es feliz por ahí, sin saber lo que se te pasa por la cabeza, o sabiéndolo pero sin darle importancia a lo que tú pienses.
Por todo esto, mejor que odiemos lo menos posible, pues este sentimiento es un peso más en nuestro camino, algo que hace que nuestro avance sea más lento, o que, incluso no exista.

2-"La suerte se trabaja"
Todos creemos en mayor o menor medida en la suerte, lo que yo creo es que la suerte se trabaja; no podemos quejarnos de nuestra mala suerte en algo si ni siquiera lo estamos intentando, por ahí escuché una vez que el éxito es una mezcla de talento y suerte, y que además, la suerte siempre nos pilla trabajando.
Si queremos suerte en lo que nos proponemos, tenemos que darlo todo y no poner nuestro futuro en manos del azar o de algún ser celestial. Me parece bien consolarse con la idea de que en el universo hay un algo que nos echará una manita, pero no apoyo esas creencias de que el destino esté escrito ni que no podamos hacer nada por cambiar, como dicen en la peli de Destino de Caballero, nuestra estrella.

3-"Ámame cuando menos lo merezca porque será cuando más lo necesite"
Siempre consideré esta frase un poco tonta, de esas tópicas que se repiten hasta la saciedad sin saber bien que es lo que significa.
Sin embargo, hoy por hoy, entiendo mucho mejor el significado que esto encierra: las personas que menos ternura nos inspiran, son en ocasiones, las que más necesitan de nuestro cariño. Esas personas que suelen ser frías, ariscas o que se comportan de forma un poco borde, a veces son las que más necesitan un abrazo o una palabra cariñosa. Aunque no lo demuestren. Aunque no nos respondan de la misma forma.

4. "Las mejores cosas no se planean"
Las mejores noches, las tardes más divertidas, las mañanas más alegres, no se planean, suceden.
La mayoría de "mejores momentos" de nuestra vida, no estaban premeditados, simplemente, nos dejamos llevar por la mañana/tarde/ noche y la casualidad o lo que sea, hizo que ese día fuera genial.
¿Será porqué justamente fueron días en los que no teníamos expectativas y, por eso mismo fueron tan buenos?Podría ser...



5. "Es más fácil engañar a alguien que convencerle de que lo que le han mentido"
Los sucesos que me acontecieron en mi vida me hicieron preguntarme, entre otras cosas, sobre la mentira y la verdad, y en concreto, como es posible que a ciertas personas nos "metan bolas" de tal magnitud, hoy puedo decir que sé porqué: cuando la realidad se ajusta a nuestros anhelos más ocultos, el deseo de que lo que nuestros ojos ven, nos hace creer lo que vemos, incluso cuando sabemos que no es posible que sea cierto. Por eso, a veces, es tan fácil mentirnos.
Y si es tan difícil convencernos de que nos han mentido es, por no abandonar esa ilusión, esa esperanza, por no separarnos de forma irrevocable del creador/a de esos maravillosos cuentos.


6. "Una sola palabra puede acabar con todo"

Los hechos son más importantes que las palabras, pero hay palabras, que pueden devastarlo todo en dos segundos.
Puedes adorar a alguien, considerarlo imprescindible en tu vida y, de repente, cuando menos te lo esperas, de su boca salen esas palabras que te rompen algo por dentro y que, sin darte cuenta en ese momento, hacen que nunca nada vuelva a ser igual, aunque quieras.
Son las palabras de un libro maldito que existe en tu cabeza, cuyas palabras sólo puedes conocer cuando alguien las pronuncia, como si un día las hubieras olvidado y la voz de un ser querido las iluminara dentro de tu amnesia.

7. "El idiota grita, el inteligente opina y el sabio calla"
Bueno, yo creo que hay muchos inteligentes que gritan y muchos ignorantes que callan para no confirmar con sus palabras lo que ya imaginábamos.
Sin embargo, últimamente he conocido a muchos idiotas que gritan para amedrentar con sus palabras, muchos que van de inteligentes y liberales con sus opiniones, cuando realmente ni ellos mismos saben cuales son y personas que valen más por lo que callan que por lo que hablan.




2 comentarios:

  1. Coincido, en el último punto sobre todo.
    También está el punto en el que por no querer decir nada, a veces por no inmiscuirte o por educación, los otros o se crecen y te gritan o te tratan como si tuvieras tres años... Lo que vuelve a llevarme a: "no vales la pena" y sigo mi camino, en silencio pero con una sonrisa quesé que esto último, los confunde.
    Patry.

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja, muy bien hecho, Patry, tienes toda la razón; muchas veces es mejor sonreír y marcharse que rebajarse al nivel de los que te gritan.Aunque esto te lo dice alguien con algo de mal pronto xD
    Muchas gracias por leerme y comentar.

    Saludos ^^

    ResponderEliminar

A todos nos hace ilusión saber que nos leen y compartir nuestras opiniones, así que no dudes en dejarme tu comentario ;)
Recuerda que puedes pinchar en la parte inferior derecha, donde pone "Avisarme" para que te llegue un correo cuando te conteste.

Puedes seguirme también en:

https://www.facebook.com/RinconRevuelto?ref=hl
https://twitter.com/Chari_Escudero
http://rincon-revuelto.tumblr.com/

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...